Viaje a Milán, Lago Di Como, Verona y Bérgamo

Escrito por en Más viajes. Lo leerás en 14 minutos.

Duomo. Viaje a Milán.

No teníamos pensado hacer este viaje durante las vacaciones de Semana Santa de 2016, ¡ni mucho menos! Pero por circunstancias de la vida, acabamos por esas fechas en la región de Lombardía.

Ahora agradezco haber ido a finales de marzo. Nos hizo un tiempo espléndido y la ciudad con sol, terrazas y ajetreo es pura vitalidad y se disfruta mucho más.

Milán

Milán es pequeña a escala turisteo. Se puede ver en dos días y medio a buen ritmo. Medio día para situarte y los otros dos para conocer la zona turística y algo de la no turística en profundidad.

Llegamos por la tarde, dejamos las maletas en el hotel y después de comer un par de bocadillos, nos echamos la mochila al hombro y cogimos el metro hasta el centro. Fue salir a la calle y toparnos con el majestuoso Duomo.

Leer más…

10

¿Viaje a Cuba? ¡Claro, mi helmano!

Escrito por en Más viajes. Lo leerás en 23 minutos.

Viaje a Cuba

Desde que se pone un pie en la isla, uno no deja de sudar. No tanto por el calor que hace, que también, sino por la humedad. Sin embargo, este pequeño inconveniente no debería disuadirte de ir a un lugar donde ¡se siente la música, mi helmano!

Ya íbamos advertidos de que en julio no hace falta llevar ni un solo pantalón largo. Y es verdad, no lo necesitarás. El jersey, como mucho, te servirá para el aire acondicionado del avión y todo lo demás, cuanto más ligero, mejor.

A la ida volamos con la aerolínea Aviación Cubana y aunque el transporte estaba heredado de los rusos y debía ser de la edad de piedra, llegamos a buen puerto.

La primera experiencia con su pausada filosofía de vida la tuvimos nada más recoger las maletas. Tardaron una hora y media .Y es que si algo tienes que llevar a Cuba es paciencia. Son tranquilos, trabajan a su ritmo y por mucho que te alteres, no conseguirás invadir su paz ni acelerar aquello que necesites.

Al salir del aeropuerto, conocimos a Diego y Agustina, una simpática pareja de argentinos ávidos de aventura con los que compartimos nuestro primer taxi a Centro Habana.

¿Primeras impresiones? Palmeras, anochecer y coches chulísimos de los años 50. Una estampa como la de los libros.
Leer más…

2

Viaje a Rusia: Moscú y San Petersburgo

Escrito por en Más viajes. Lo leerás en 19 minutos.

San Basilio, Plaza Roja, Moscú
Quiero viajar en agosto y no morir de calor en el intento. ¡Deseo concedido! Nos vamos a Rusia. No se hable más.

Bueno…Eso de que no se hable más no es del todo cierto porque el consulado sí tiene algo que decir. Tendrás muy buenas intenciones pero sin visado no entras y para conseguirlo necesitas casi un milagro. ¡Ojo! ¡Que este pequeño problema no suponga quedarte en casa! De verdad, una vez termina el calvario del visado, el viaje es una auténtica pasada. ¿Que lo ves muy complicado? Nada, que el mundo está lleno de negocios y una agencia por un módico precio te tramita los papeles sin tener que mover un solo dedo.

Pongamos el caso de que recurres a la paciencia del Santo Job, la paciencia más económica. En ese caso, entra en el enlace, rellena el formulario y preséntate con todo en la dirección indicada. Recuerda que junto con el formulario, debes llevar el seguro de asistencia en viaje, una fotografía tamaño carnet, pasaporte, dinero y la Visa Support expedida por los hoteles donde te vayas a alojar. A priori leyéndome te parecerá pan comido. Cuando pases el infierno, acuérdate de escribirme un comentario en el blog contándome tu gran experiencia. 😉

Consigue tu visado aquí.

Planea este viaje con antelación porque solo en tramitar el visado sin carácter urgente tardan unos 10 días.

Si vas a ir a más de un hotel, habla con ellos y pídeles que en la Visa Support te incluyan el resto de hoteles reservados. No en todos lo hacen pero, si consigues que uno de ellos acceda, ahorrarás dinero y solo pagarás una Visa Support en lugar de una por cada hotel donde te hospedes.

Y llegó el momento. Ese en el que haces las maletas, te levantas a las tres de la mañana y coges un avión. ¡Madrugar nunca fue tan fácil! Leer más…

8