El rastro

Escrito por en Más relatos. Lo leerás en 1 minuto.

Ilustración: Beatriz Arribas

El rastro

La vida se esfuma como desaparece una estrella fugaz en mitad de una noche fría y oscura.

En el firmamento deja el rastro de su trayectoria. Para unos imperceptible, para otros irrelevante, para los suyos tan necesario como el aire que se respira.

Porque sin quererlo, la estrella se apaga, se desvanece e irremediablemente nos abandona y el pequeño rastro que deja, es todo cuanto nos queda.

Es su regalo de despedida, la huella del camino andado, la prueba irrefutable de que ha pasado, de que ha existido, de que ha brillado. Pero sobre todo, su rastro, su recuerdo, es el anhelo de volver a verla. A tu estrella. A mi estrella.

Y veremos más rastros. Y nosotros, también seremos rastro.

Dejemos uno que marque la piel y ensanche el corazón.

Porque al final la vida es eso, una preciosa y limitada estrella fugaz.