Viaje a Viena

Escrito por en Más viajes. Lo leerás en 13 minutos.

Viaje a Viena

Caía muy bien el puente de la Constitución, teníamos un par de días libres, había muchísimas ganas de un respiro… ¡todo cuadraba para conocer Viena!

Cogimos el avión e iba hasta los topes. Tanto, que bajaron nuestras mochilas a la bodega en lugar de dejarnos meterlas en cabina. Cuando llegamos… ¡Sorpresa! ¡No teníamos mochilas! Ni mochilas ni nada de nada, íbamos con lo puesto.

Tras la reclamación, la aerolínea nos dio un neceser de supervivencia y ale, ¡a descubrir la ciudad con menos tantos grados y sin maleta!
Leer más…

4

Amor tóxico

Escrito por en Más relatos. Lo leerás en 1 minuto.

Ilustración: Beatriz Arribas

Amor tóxico

Me absorbe. Como la oscuridad absorbe la luz del atardecer.

Me exprime. Como el sediento exprime una naranja en mitad del desierto.

Me acorrala. Como el policía acorrala a un delincuente.

Pero no soy yo quien comete el delito de mal querer. Y sin embargo, son mis pensamientos los que se escapan, como se escapa el agua entre las manos. Huyen hasta dejar el cerebro en blanco y no dejar nada. Nada salvo ella.
Leer más…

1

El secreto de los Mun

Escrito por en Más cuentos. Lo leerás en 4 minutos.

Ilustración: Beatriz Arribas

El secreto de los Mun.

La alarma sonó.

‒¿En serio ya es la hora?‒pensó Pedro. ‒¡Si no me ha dado tiempo a nada!

El muchacho a regañadientes recogió el telescopio, lo metió con cuidado en la mochila, subió a su bicicleta y comenzó a pedalear tan rápido como sus piernas se lo permitían. La señora Mun odiaba la impuntualidad y él no tenía ninguna gana de hacer enfadar a su abuela.

Leer más…

5

Viaje a Londres

Escrito por en Más viajes. Lo leerás en 11 minutos.

Viaje a Londres.Londres es una ciudad que ya conocíamos, pero el pasado noviembre, mi hermana se fue a vivir a la capital británica y era excusa más que suficiente para coger un avión y plantarnos allí.

Fuimos a visitar a Clara en Semana Santa. Vuelo directo con maletas de mano. Al llegar al aeropuerto de Stansted, cogimos un autobús hasta Victoria Station. ¡Allí nos esperaba! El billete suele costar entre 8-12 libras por persona.

Al contrario que en otros viajes, donde lo primordial es descubrir, en este era ver a Clara y conocer dónde trabaja, dónde vive, cuál es su día a día. Por eso, el viaje que leerás a continuación mezcla zonas turísticas con otras que no lo son tanto. Por la misma razón por la que mis padres y yo nos relajamos. Clara se conoce la ciudad y te lleva de un sitio a otro optimizando el tiempo al máximo y convirtiéndose en nuestra guía personal.

Leer más…

0