Suerte

Escrito por en Más relatos. Lo leerás en 1 minuto.

Ilustración: Beatriz ArribasSuerte

Cuando nada va bien. Cuando el cielo está gris y el frío invade mi cuerpo. Cuando pierdo la fuerza, las ganas y hasta el aliento. Cuando tengo ganas de llorar, de meterme en la cama y de no saber más. Cuando siento que nada vale la pena, que no hay escapatoria, que la vida se tiñe de azabache… Cuando estoy en el agujero. Cuando solo hay vacío, ahí estás tú.

Con paciencia me escuchas.

Me bañas en litros de experiencia que a veces se me antojan demasiado salados, porque oír la verdad duele. No hay tapujos, mentiras ni falsedades. No hay medias tintas, ni miramientos que empañen la sinceridad que tanta falta me hace.

Noto tu preocupación, pero aun así con valentía me enfrentas a la realidad. Me abres los ojos con dulzura y de repente, tiñes de colores lo que antes era negro. Eliminas mi rabia con un solo abrazo. Matas mi tristeza con tu sonrisa. Y te miro y pienso que tengo la mayor suerte del mundo.

Te quiero. Te quiero hasta morir.

¿Cómo no te voy a querer si me lo has dado todo? Si respiro por ti. Si vivo por ti.

¡Pero qué suerte tengo!

Para mí, eres la persona más bonita de la Tierra. ¿Pero qué digo? Eres la persona más bonita de la Vía Láctea, del Universo. Y nunca habrá nadie como tú. Nadie como tú, mamá.